Menos inversiones y trabajo permean el tejido social

En el marco del IX Congreso Internacional de Investigación Financiera que se realiza hoy y mañana en la Universidad Marista, Fernando López, presidente del IMEF, reflexiona sobre qué necesita México para revertir la falta de crecimiento económico

“Romper un círculo vicioso para generar un círculo virtuoso”, eso es lo que hace falta en México y, sobre todo, dejar de ver al país como un ente abstracto, sino como que somos todos y cada uno de quienes lo habitan.

Estas fueron algunas de las reflexiones que dio Fernado López Macari, presidente nacional el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) en el marco de la inauguración del IX Congreso Internacional de Investigación Financiera, que se realiza hoy 29 y mañana viernes 30, en la Universidad Marista.

Desde la nueva administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la economía no crece como se esperaba. El presidente de IMEF explica que el crecimiento es del 0.6% y el ambiente que se vive es de incertidumbre e inestabilidad y pone ejemplos:

“Fenómenos como el desabasto de combustible en la zona del Bajío, el cierre de vías férreas en Michoacán, los paros laborales en Tamaulipas y la falta de licencias de construcción en CDMX son fenómenos internos que han influido en la economía del país, en los bolsillos de los empresarios y los trabajadores”, detalla.

Para el especialista, urge que exista un mayor ambiente de certidumbre y estabilidad “Porque los que van a invertir millones de pesos en México tienen que tener la certeza de que, a largo plazo –que es cuando se recuperan las inversiones- las condiciones pudieran cambiar sin poner en riesgo sus inversiones”, relata. Y también remarca: “Si este ambiente de certidumbre no se genera, es muy difícil revertir la tendencia negativa que tiene el crecimiento económico en nuestro país”, indica.

Y también menciona las consecuencias de la actual falta de crecimiento nacional, que genera un efecto de menor inversión y por ende menor capacidad de generación de empleo. “Íbamos a generar 800 mil empleos en el Seguro Social y la cifra está por debajo de los 500 mil empleos. Y esto impacta en que no hay inversiones y no se generan empleos y así permea en el tejido social y la gente va sintiendo la falta de recursos”, remarca.  

Durante la inauguración del evento, López Macari mencionó cinco inhibidores del crecimiento económico. en los que México debe trabajar para avanzar. Entre ellos está una reforma fiscal y tributario que estimule las inversiones y premie el reinvertir y generar empleos, la falta de tecnificación de la mano de obra en el país, la necesidad de incorporar tecnología de vanguardia en los procesos de las empresas y los gobiernos para generar más transparencia y velocidad, un mejor combate de la corrupción desde dos ángulos: las autoridades y los ciudadanos también y la falta de estado de derecho para garantizar la seguridad de los habitantes.

Y la pregunta no se podía esperar. Sumario Yucatán quiso saber cuál es el inhibidor en el que más se trabaja en México y en el que peor estamos y López Macari contestó sin vueltas:

“Este gobierno ha tomado la bandera del combate a la corrupción, eso es destacable y es sobre el punto en el que más se ha avanzado. Sin embargo creo que en el tema del estado de derecho es donde hemos avanzado menos. Los cambios que se requieren en esta materia son más de índole constitucional, a nivel de leyes y eso requiere mucho más trabajo para gestarse”, señala.  

Sobre la reforma fiscal, el presidente nacional de IMEF explica que es importante que se mantenga una visión principal de que los impuestos no tienen que ser políticamente rentables.

“Lo que requiere un país a veces, como la familia, es ahorrar más o gastar menos, o requerimos pagar más por algo que en el futuro pueda darnos un beneficio. Necesitamos concientizar a los mexicanos de que este es un momento de echar a México por delante con un concepto general de que México somos todos nosotros”, enfatiza.