Con los chicos no

En el marco de la presentación del 52° Congreso Nacional de Cirugía Pediátrica que arranca mañana en Mérida, platicamos con el especialista Felipe Sánchez, quien nos cuenta cómo afecta la violencia familiar a los niños en Yucatán y nos brinda información de cómo estamos al respecto

-¿Puede morir un niño víctima de violencia familiar?

-Sí, de hecho mueren.

Así de contundentes fueron las declaraciones del doctor Felipe Sánchez Losa, presidente del Colegio de Cirujanos Pediátricos de Yucatán. El especialista trabaja en el Hospital de la Amistad Corea-México y en el Hospital O’Horán y la violencia familiar es una de las tres causas principales de atención pediátrica en nuestro estado.

En el marco de la presentación de la edición 52 del Congreso Nacional de Cirugía Pediátrica -que se realizará desde mañana martes y hasta el lunes 16 próximo en el hotel Fiesta Americana-, el cirujano pediátrico Sánchez Losa nos platicó sobre los casos que atienden en Yucatán con más frecuencia en lo que respecta a atención pediátrica.

En todo México, patologías como apendicitis o aquellas que se dan en la región inguinal (como hernias) son las primeras causas de atención en niños de 1 a 18 años. Las lesiones y traumas por accidentes y agresiones están en segundo lugar y, a nivel nacional es la primera causa de muerte en personas de 1 a 44 años, según señala el pediatra Juan Domingo Porras, coordinador del Comité Científico.

En Yucatán –donde trabajan 24 cirujanos pediátricos- se replican los índices nacionales y el doctor Sánchez Losa añade que, con el crecimiento poblacional de Yucatán, también hay más casos de cirugías oncológicas y urológicas.

En el caso de niños quemados que muchas veces necesitan entradas a quirófano, los casos que se presentan con más frecuencia son por temporadas, sobre todo en los meses de octubre, noviembre y diciembre y por quemadura con agua caliente.

La falta de precaución a la hora de conducir un auto y llevar a los niños sin cinturón de seguridad es uno de los casos más comunes de niños con lesiones o traumas por accidentes. También, el presidente del Colegio de Cirujanos Pediátricos de Yucatán señala que los accidentes en mototaxis –sobre todo de pacientes del interior del estado- son una constante y muchas veces reciben a familias enteras para atención. Las motos conducidas por papás que van con casco y niños sin protección, también es algo lamentablemente habitual, señala el galeno.

Felipe Sánchez Losa, presidente del Colegio de Cirujanos Pediatras de Yucatán.

A QUIRÓFANO POR VIOLENCIA FAMILIAR

Sumario Yucatán abundó con el especialista en el tema de la violencia familiar y el pediatra explica que hoy día hay cada vez más atención por parte de los médicos de especialidad así como en la capacitación de médicos generales para que estén más atentos a casos de niños víctimas de violencia.

“Hay pacientes que llegan a consultar tres veces en una semana y eso es una alarma porque no reciben el tratamiento o no les dan las dosis o la atención debida y los niños siguen enfermos. Eso es un descuido y desde ahí podemos nosotros despertar ese vinculo para darnos cuenta que hay un niño potencialmente maltratado”, detalla.

El doctor Sánchez también explica que, en la exploración física del pacientito, aparecen las lesiones por golpes abdominales en la zona de la panza y la espalda, generalmente.

“Este tipo de golpes pueden generar lesiones en los órganos internos y ese es un motivo para que un niño maltratado ingrese a quirófano porque una patada puede romper el hígado u otro órgano. Estos casos de ingreso a quirófano implican una tasa mínima pero sí existen”, remarca.

Para el especialista, la violencia familiar tiene como sus épocas y depende de la situación social y económica de la familia. “Hay factores en la sociedad que pueden inducir a un pico de violencia. Observamos que cuando tenemos mayor carencia económica, disminución de empleo y de accesibilidad a trabajos y comida, aumenta la violencia dentro de las familias”, especifica.

Las fiestas patronales y el alcohol en el interior del estado implican otro motivo de violencia hacia los niños y el doctor Sánchez indica que reciben más casos de pacientitos maltratados en las zonas más pobres del sur del estado y de Valladolid y Tizimín, donde se observa un aumento de población.

“Sin embargo de donde recibimos más casos de niños víctimas de violencia familiar es el el cinturón de la ciudad de Mérida, específicamente de Kanasín y Umán, áreas muy pobres donde la tasa de violencia es mayor”, señala.

Para el presidente del Colegio de Cirujanos Pediátricos de Yucatán, con 25 años dedicado a su profesión, es fundamental que nos adaptemos al intercambio cultural que existe hoy día con la llegada de habitantes de otras partes del país. “Esta es una oportunidad de mejorarnos como personas todos a través de un intercambio cultural y educativo”, explica.

También menciona que es clave que la educación estatal motive a nuestros niños y niñas a leer más para que estén mejor informados. “Aunque tengamos mucha tecnología, leer un libro es muy importante y puede llevarnos a mejorar ese núcleo propenso a la violencia para tener mejores herramientas para defendernos”, concluyó.

Sobre el 52° Congreso Nacional que se realizará por segunda ocasión en Mérida, se espera la asistencia de entre 600 y 800 pediatras de México, Inglaterra y Estados Unidos. Para más información, ingresar en www.socmexcirped.org.- Cecilia García Olivieri.

(La imagen de portada es de http://vidauniversitaria.uanl.mx ).