Sobre mujeres que rompen paradigmas y deciden no ser madres

Se enfrentan a miles de cuestionamientos de una sociedad que las estigmatiza por una decisión que sólo les compete a ellas: son mujeres que decidieron no ser madres. El tema lo aborda la psicóloga Rocío Quintal en su libro y aquí nos cuenta un poco de qué se trata y cómo se ve un cambio en las nuevas generaciones

¿Cuándo vas a tener un bebé? Ojo con tu reloj biológico ¿No te está marcando la hora de ser madre? ¡Se te va a cerrar la fábrica! ¡Pero qué inmadura ¿Cómo no quieres traer un hijo al mundo? ¡Ay, eres egoísta! ¿Qué es eso de no querer tener hijos? Mucho estudio, mucho negocio propio, mucha independencia… ¿Y la maternidad para cuándo?

A estos cuestionamientos se enfrentan a diarios las mujeres mexicanas que eligen no ser madres. Su vida no es fácil, la sociedad las condena y ellas deben hacerle frente a este estigma para romper paradigmas y elegir hacer la mejor vida que tienen por vivir.

Y la psicóloga e investigadora Rocío Quintal López decidió ponerle voz a estas mujeres en un libro que se llama “Maternidad: El Derecho a Elegir, Significado y experiencias de mujeres que decidieron no ser madres”, que el domingo 17 próximo se presentará en la Filey, a las 5:45 pm, en la Sala 1 del Gran Museo del Mundo Maya.

Y Rocío, además de investigadora, sabe de lo que habla. Porque esta mujer a los 23 años decidió que no quería ser mamá. Le interesaban otras cosas en la vida, amaba como hasta ahora su carrera y la investigación y, como bien lo resume ella en una frase que hizo suya: “Las alas son tuyas, el cielo de nadie”.

Sumario Yucatán platicó con Rocío para ver que nos adelante de qué trata su libro y a quién va enfocado. Entérate:

¿Cómo armaste el libro?

Como investigadora abordo temas de estudios de género y la maternidad como derecho es una de mis líneas de investigación. Personalmente, desde los 23 años decidí no ser madre y entonces me interesó mucho el contexto mexicano en el que, desde que naces, se prefijura que te vas a convertir en madre. Por eso quise hablar de las mujeres que rompemos ese paradigma.

Para ello entrevisté a 12 mujeres entre 35 y 49 años y les pregunté cuáles eran los significados que le dan a la maternidad, qué pusieron en la balanza cuando tomaron la decisión de no tener hijos, a qué presiones se enfrentaron y se enfrentan hoy día.

¿Qué te contaron?

Los motivos que dan en general son bastante diferentes. Desde la que señala que no quiere ser madre porque alguna vez en su vida tuvo que ocupar ese rol con sus hermanos, como la que considera que no será buena madre y la que te cuenta que el tema de los niños no le gusta, o tienen otros proyectos de vida incompatibles con el tema de ser mamá. Hay también quienes interponen el tema del medio ambiente y piensan que este mundo no es compatible hoy día para traer más niños o la que te dice “No quiero que me aten a una pareja que ya no funciona”, porque muchas veces precisamente se tiene a los hijos y muchas mujeres se quedan en parejas infelices por los niños.

¿Cómo es tomado por la sociedad mexicana el hecho de que una mujer decida no ser madre?

Al día de hoy hay mucha presión social. A las mujeres que deciden no ser madres se las tacha de inmaduras, egoístas, inestables e incompletas, como si sus vidas estuvieran en suspensión.  Que no quieren sentar cabeza, cuando en realidad son mujeres con perfil de estudios altos, con independencia económica, negocios propios y con proyectos construidos.

¿Cómo enfrentan esta realidad las mujeres que deciden no ser madres?

Una de las entrevistadas es una psicoterapeuta que atendía a pacientes del Opus Dei, para quienes era fundamental tener una psicoterapeuta que sí fuera madre. Esta mujer se desgastaba en explicaciones de por qué no quería ser madre y la miraban como rara, como si no pudieran confiar en ella. Hasta que llegó el momento que dejó de dar explicaciones y comenzó a responder: “Es que no puedo tener hijos”. Ahí la actitud cambió y dejó de ser estigmatizada a ser considerada una “Pobrecita, no pudo tenerlos…”. Como este caso, las mujeres que deciden no ser madres van desarrollando estrategias por la presión que reciben.

Otra opción es que hacen redes con otras mujeres en la misma situación, que hayan optado por construir una identidad diferente.

¿Cómo vienen las nuevas generaciones al respecto?

Precisamente, ahí es donde empezamos a ver en México un cambio con la presencia de mujeres jóvenes que tienen este tema más claro y empiezan a vislumbrar que la maternidad es una opción y no un destino. En las nuevas generaciones sí existe la pregunta “Quiero o no quiero ser madre”. Se están creando nuevas identidades femeninas.

¿Cuál es la premisa de tu libro? ¿Qué encuentra el que lo lee?

Lo que está realmente compone el centro del libro es que así como se ha naturalizado por años el tema de que las mujeres tienen que cumplir con un concepto prefijado de ser esposas y madres más que ellas mismas, hay que empezar a naturalizar y normalizar la idea de que el proyecto de vida de las mujeres está por construirse y que definitivamente vamos por ello. Las alas son tuyas, el  cielo de nadie… Hay que reconocer la diversidad y dejar los discursos hegemónicos que nos empobrecen con sociedad.

El libro “Maternidad: El Derecho a Elegir, Significado y experiencias de mujeres que decidieron no ser madres” puede ser leído por adolescentes, jóvenes y adultos hombres y mujeres. Tiene un precio de $150.- Cecilia García Olivieri.