Si ves aves muertas, avisa a Pronatura

Para esta época es normal que lleguen aves migratorias de Estados Unidos y Canadá y también es normal que muchas mueran en el intento. Sin embargo este año el número de pájaros fallecidos está en aumento y la asociación civil Pronatura investiga porqué. Para eso necesita nuestra ayuda. Entérate:

Cada año para esta misma época, ocurre un fenómeno natural que hoy nos pone en alerta. Miles de aves que provienen de países del norte como Estados Unidos o Canadá migran a la Península de Yucatán y, en el camino y por factores de la naturaleza, mueren. Sin embargo este año el número de pájaros en esta situación está en aumento y Pronatura pide de nuestra ayuda para averiguar porqué.

Sobre el tema platicamos con el biólogo Ernesto Gómez, quien coordina el área de Conservación de Aves de Pronatura. Para los que no saben, Pronatura es una asociación civil que se dedica a la preservación del medio ambiente y tiene presencia en varios lugares de México y en Estados Unidos. En la Península de Yucatán existe hace casi 30 años.

Ernesto, preocupado y ocupado por la preservación de las aves en la península, nos cuenta que, cada año para esta época, aves como zorzales, chipes, charranes, vireos, azulejos, picogorodos y otros pájaros playeros llegan de Estados Unidos y Canadá y la Península de Yucatán, y por distintos factores naturales, mueren en el intento.

“Son aves migratorias que se enfrentan a obstáculos y amenazas multifactoriales, como que pueden no encontrar alimentación cuando llegan porque los árboles no han floreado y los frentes fríos pueden ser también un impedimento para sobrevivir también, entre otras”, nos detalla.

Pero también hay otras causas y son las inducidas por el hombre. “La ampliación de la frontera agrícola y ganadera que produce deforestación puede ser una causa, así como también mayores vehículos en determinadas zonas que puedan captar a estas aves, nuevos edificios, estructuras carreteras o cuestiones eólicas”, agrega.

Ernesto está preocupado y ocupado porque este año es más asentuada la cantidad de aves muertas que el anterior, aunque no puede precisar el número. “Necesitamos la ayuda de la población para que nos informe qué vieron, dónde y cómo, así investigamos”, explica.

Pronatura está recolectando los datos enviados por la gente de aves muertas con foto, ubicación y lugares cercanos adonde fue hallado el pájaro fallecido. Debes enviar todo por mail a ernestogomez@pronatura-ppy.org.mx (te repetimos la información en el flyer, al final de la nota).

“Estamos creando una base de datos que vamos a compartir con expertos de Estados Unidos y Canadá, quienes saben cómo están sus poblaciones de aves allá y cómo llegan. Es un primer esfuerzo que hacemos y no es para alarmar a la gente. Necesitamos que nos ayuden a reconocer las especies afectadas y, sobre todo, el entorno”, concluye.

No dudes en compartir tu información si encuentras un ave muerta.- Cecilia García Olivieri.