Menopausia y osteoporosis: urgen cambios de hábitos

Pasados los 50 años, sufrir una fractura osteoporótica es tan habitual como que una de cada tres mujeres la padece, en Yucatán, México y el mundo. Y aunque el envejecimiento es inevitable, hay formas de prevenir y llevar una mejor calidad de vida. La médica Ivette Yero nos cuenta cómo:

Los datos vaticinados son contundentes: En México, una de cada tres mujeres mayores de 50 años sufrirá al menos una fractura osteoporótica a lo largo de su vida. Y Yucatán no es la excepción a la regla. Sin embargo, hay formas de prevenir, cuidar, evitar o retrasar lo más posible este vaticinio y para ello platicamos con la médica internista Ivette Yero, especialista en adultos mayores.

“Los suplementos que existen de calcio no son recomendables ya que el organismo no los retiene. Como llegan, el cuerpo los procesa y con la misma son excretados en la orina y las heces fecales. En esta etapa de la vida no hay mucho más que hacer que llevar una vida organizada desde antes de la menopausia”, señala la médica Ivette.

Y para la especialista en adultos mayores la clave está en llevar una buena alimentación y hacer ejercicio de manera consistente, ya sea aeróbico o de resistencia, siempre acorde a la edad y a cada persona.

“Hay una cuestión hormonal que ocurre en la menopausia y es inevitable y es la disminución de estrógenos y esto afecta más a las mujeres que a los hombres en el tema de la osteoporosis. Sin embargo, si la persona come adecuadamente con las fuentes de calcio necesarias que traen los alimentos y hace ejercicio de forma comprometida y continua, no debe haber más problema. Este es un proceso degenerativo que vamos a tratar de retrasar”, explica.

Buenos hábitos en alimentación y ejercicio ayudan en el proceso de la menopausia 😀

También sucede en esta etapa de la vida de las mujeres la falta de vitamina D y la doctora Ivette señala que, en este caso, sí se pueden tomar complementos vitamínicos, siempre y cuando exista antes un examen de sangre que determine que hace falta esta vitamina. “Las dosis van a variar de acuerdo a las necesidades de cada paciente”, puntualiza, a fin de evitar la automedicación y hasta intoxicación por exceso de vitaminas.

En cuanto al tema de tomar hormonas que suplan el estrógeno que falta en la menopausia, la especialista afirma que el tema es muy delicado. “No se pueden tomar hormonas de ningún tipo sin una previa evaluación de la situación del paciente, a quien se le realiza un examen e interrogatorio sobre su propia salud y la del entorno familiar inmediato. Esa guía le da pautas al médico para determinar si la paciente puede o no tomar hormonas”, detalla.

Para la doctora Ivette urge que en Yucatán haya más educación en salud en la etapa de la menopausia.

“Los síntomas y signos de la menopausia son incómodos pero tampoco se pueden tomar hormonas o complementos vitamínicos sin consultar a un médico. El comportamiento de la población en Yucatán –con sus hábitos de alimentación y falta de ejercicio- demuestra que falta conciencia en educación en la salud y hoy por hoy la medicina tradicional es la única que puede dar resultados demostrables en esta etapa de la vida”, concluye.- Cecilia García Olivieri.