“Las necesidades del ser humano son ilimitadas”

Vestidas de blanco y muy arregladas todas, cientos de mujeres celebraron hoy el nuevo período de gestión de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias de Yucatán. Ahí nos encontramos con Nery Escalante, quien nos comparte su historia de vida como emprendedora. Hay mucho para aprender

“Solas invisibles, unidas invencibles”, así reza el lema de la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (Amexme) Yucatán, que hoy inició el nuevo período de gestión 2019-2022 y le dio la bienvenida a Lina Vázquez Canto como su nueva presidenta.

En un gran desayuno donde había cientos de socias, funcionarios y políticos (aunque ellas mismas se declaren apolíticas), la nueva presidenta se comprometió a trabajar de la mano del gobierno estatal para atender las necesidades y temas de interés de la sociedad, empresariales y de gobierno.

Entre las metas de su gestión, Lina habló de “Romper miedos y lograr sueños”, fortalecer la capacidad empresarial, tecnológica y digital, extender la red de negocios, realizar convenios con universidades para capacitar a las socias y estrechar relaciones con los gobiernos por el bien común.

Todas vestidas de blanco, arregladas y peinadas de peluquería, las socias festejaron el nuevo período de gestión. Entre todas ellas, Sumario Yucatán buscó a una empresaria que haya empezado “De abajo”, sin ayuda y que hoy pueda brindarnos consejos para ser mejores emprendedores y personas, sin importar qué género tengas.

Lina Vázquez Canto, nueva presidenta de Amexme, sostiene la bandera.

Y nos cruzamos con Nery Escalante May, campechana de nacimiento y yucateca por adopción, quien compartió con nosotros su historia de vida, que incluye muchos logros y sacrificios que hoy le muestran metas claras en la vida.

Nery es economista (con maestría y doctorado), tiene 50 años, se divorció hace 15 y tienes dos hijos, uno de 25 y otro de 20 años. Hoy es, además, directora de capacitación de Amexme. Nació en una familia humilde, su papá era maestro rural, de una división de la SEP que trabajaba en pueblos pequeños del interior del país, enseñándole a la gente a criar animales, cultivar y hacer traspatio.

De familia tradicional, cada vez que el papá se mudaba de ciudad para enseñar su oficio, se llevaba a toda su familia. Nery creció en pequeñas comunidades del país donde la probreza es extrema y las mujeres criaban hasta 15 hijos.

“Yo era pequeña, veía ese tipo de vida y pensaba ‘Tengo que hacer algo para salir adelante’, cuenta Nery, convencida desde chica que el cambio es posible. Ya desde niña, ayudaba a mujeres en sus casas, cuidaba a sus hijos y hasta vendía merengues con una mujer para que le pagaran por su trabajo.

Por eso, cuando terminó la secundaria y su papá le dijo que no podría mantenerla para hacer la preparatoria, Nery decidió mudarse a Mérida para trabajar y estudiar.

“Desde chica quise tener una empresa. Por eso quería estudiar en una escuela que me enseñara a trabajar y me metí a un Cbtis a estudiar Administración de Empresas”, relata.

Para realizar sus estudios, Nery vendía ropa que traía de Campeche y zapatos y cosméticos por catálogo y así siguió progresando hasta terminar la carrera de Economía, en la Uady.

“Ya recibida, daba clases y, como buena inquieta que soy, hacía trámites para la gente que necesitaba. Un día alguien me contrata para hacer justificaciones de inversiones en obra pública y me di cuenta que ahí había una necesidad y empecé a trabajar de eso. Con el tiempo, en 2007, montamos una consultoría porque la capacitación es muy importante, sobre todo en el interior del estado”, explica.

Hoy Nery, además de la consultora, tiene una empresa de construcción y se dedica también a bienes raíces. Y para ella el techo no existe y vive en constante crecimiento.

“Cuando vino el cambio de gobierno me dejé influenciar y hasta me desesperé. Pero cuando reaccioné me dije: ‘Nery, si a ti desde muy pequeña no te importó la situación ni los gobiernos para salir adelante, ¿Por qué te va a importar ahora?’ y así retomé la esencia de mí misma para ir siempre para adelante”, cuenta, emocionada.

Nery Escalante May.

PARA TENER EN CUENTA

A esta mujer emprendedora y empoderada, le pedimos consejos y nos cuenta:

📝 Prepárarte ante todo siempre.  No dejar nunca de capacitarte porque el mundo es globalizado y la información crece y cambia todo el tiempo.

📝 No pierdas la fe a pesar de que todo el mundo te diga que no puedes. A veces pasa que tu propio marido te dice: ‘Tranquila, no se puede’. No le hagas caso porque no vas a avanzar.

📝 A veces sucede que, cuando te va muy bien, pierdes el piso y empiezas a gastar.  Recuerda que primero debes cubrir tus necesidades y lo que sobre es para reinvertir porque siempre hay que prever qué sigue.

📝 No dejes de buscar, buscar y buscar siempre. El mundo está lleno de opciones. Mucha gente se queda sin trabajo y se pregunta qué hará… Pérame, no te preguntes qué hacer, busca qué hacer, por dónde ir. Si te quitan de tu zona de confort, recuerda que las necesidades del ser humano son ilimitadas, hay que buscar por dónde vas a cubrirle esas necesidades a las personas y ahí le vas a meter para adelante siempre.- Cecilia García Olivieri.