“Kexitos” para los Santos Reyes Magos

Uno de los sitios más concurridos de Tizimín es el Santuario de los Tres Reyes Magos, por donde transitan miles de fieles que les dejan “Milagritos” o “Amuletos” a cambio de que cumplan sus peticiones. Ayer domingo hubo desfile de adoradores que vinieron a visitarlos

No estamos en enero, pero ellos reciben visitas diarias como si estuvieran de feria. Un domingo en Izamal, el Santuario de los Tres Reyes Magos es frecuentado por cientos de personas que van a conocer, a orarles, pedirles y agradecerles a Melchor, Gaspar y Baltazar, los mismos Santos Reyes que, guiados por la luz de una estrella, viajaron para adorar al Niño Jesús.

Ayer visitamos la primera Feria Gastronómica del Helado, que se realizó en la misma ciudad donde viven los Santos Reyes. Es más, al ladito de su casa –sobre la explanada del Ex Convento- miles de personas se reunieron para tomar mucho helado y degustar otras delicias yucatecas. Y también aprovecharon la ocasión para visitar el Santuario donde, tallados en madera de cedro y decorados con pinturas de colores y hojas de oro, están Melchor, Gaspar y Baltasar, a quienes se les dedicó el convento en 1760.

Los Santos Reyes Magos.

Debajo de cada imagen hay un sinfín de lanitas cerradas en lazos de colores. Cada una sostiene una figura distinta de metal: algunas un bebé, otras un brazo, una vaca, una mujer embarazada o una cabeza. Se llaman “kexitos” y la señora que los vende en la entrada del Convento, nos cuenta que en maya significa “Cambio de cuerpo”. También los kexitos son conocidos como “milagritos” o “amuletos”.

Y eso hace la gente: los compra y se los deja de ofrenda a los Santos Reyes Magos a cambio de que cumplan sus pedidos.

“Hay para el trabajo y la economía de la casa, para gente que tiene granja o animales… Esta figura de niño es para los pequeños que se enferman, este que trae una cabeza es para quienes sufren de dolor de cabeza o se van a operar, los ojitos son para los que tiene problemas de la vista, las vacas son para ganaderos y esta figura de una mujer embarazada es para las mujeres que quieren tener hijos y no pueden”, nos detalla la vendedora ¿Que si venden? Dice que sí y mucho…

Adentro del Convento nos encontramos con Shirley, quien vino con su esposo e hijo de un pueblo cercano a Tizimín. Está sentada en una banca pegada a los Santos Reyes. Es una mujer joven y hoy vino a pedirles que la ayuden. Ya dejó su kexito –no nos detalla cuál es su pedido- y después de orar, parece como tranquila y satisfecha de haber venido.

“Yo creo que los Santos Reyes son milagrosos, por eso hoy vinimos a visitarlos. Cada vez que necesito de ellos por algún pedido especial, los visito, les dejo su kexito y te puedo decir que siempre han intercedido por nosotros”, asegura Shirley, quien tiene la certeza de que, tanto Melchor, Gaspar o Baltazar, todos ayudan con la misma intensidad a los fieles.

Y si hay una fecha que Shirley y su familia siempre dicen “Presente” es en enero, cuando se realiza la feria en honor de los Santos Reyes Magos. “Es realmente toda una fiesta… Los bajan y los llevan en procesión por la ciudad. Viene muchísima gente a visitarlos y hay un clima de gran alegría en el ambiente. Los Santos Reyes Magos se merecen esa fiesta y mucho más”, concluye, agradecida.- Cecilia García Olivieri.

Kexitos.