Hay sólo cuatro inspectores para 378 kms de costa yucateca

Como resultado del recorte en el número de inspectores que la Federación ha designado para la costa yucateca, la pesca furtiva crece y esto afecta la fauna marina de nuestro estado. Sobre el tema nos abunda Rafael Combaluzier, titular de Sepasy

La ausencia de suficiente vigilancia en la costa yucateca agrava hoy día la escasez de pulpo y mero que se presenta en el estado y esto es resultado del recorte en el número de inspectores que la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) ha designado para la costa yucateca, afirmó Rafael Combaluzier Medina, titular de la Secretarías de Pesca y Acuacultura Sustentable (Sepasy).
En entrevista, el funcionario estatal indicó que la vigilancia de las costas, el ordenamiento pesquero y el combate a la pesca furtiva son responsabilidad estrictamente de la Federación -a través de la Conapesca- tareas para las cuales la administración estatal ha estado facilitando información sobre las denuncias y datos del sector pesquero. “Sin embargo, el aumento en el número de inspectores para resguardar el litoral yucateco es primordial para el abatir esta situación que está poniendo en riesgo a estas especies”, remarcó el funcionario.
En ese sentido, Combaluzier Medina explicó que debido a que los permisos son firmados desde las oficinas en Mazatlán, los procesos se han visto complicados, pues al momento se cuenta con un máximo de cuatro inspectores para los 378 kilómetros de costa, cuando en las mejores épocas se llegó a contar hasta con 15 de ellos.
“Con el inicio de la nueva administración Federal y debido a la reestructuración que hizo que reduzca el número de inspectores, en estos seis a ocho meses de inactividad por parte de estos actores, se creó un caos y por eso esperamos que la Conapesca apruebe todas las órdenes para traer a más inspectores y tener mejor resguardada la costa”, agregó.
También agregó que no se trata de una problemática exclusiva de Yucatán, ya que esta situación se presenta con fuerza a nivel nacional, por lo que los gobiernos estatales exigen a la Federación que cumpla con esta tarea lo antes posible.
Detalló que entre las especies que más se han visto afectadas por la pesca furtiva en el estado se encuentran el pepino de mar, la langosta, el pulpo, boquinete y el mero.
También indicó que para contribuir a que la Federación cumpla con sus responsabilidades, el Gobierno del Estado está realizando un censo de los pescadores y sus embarcaciones, lo cual a pesar de no ser una atribución del estado, se realiza desde el primer día de agosto para facilitar la labor de ordenamiento pesquero al facilitarles la información sobre la población pesquera.
“Esto es tarea del Gobierno Federal porque ellos son los que dan los permisos y tienen que vigilar que quien tenga la autorización la esté utilizando, pues hay muchos pescadores que no están autorizados y lo están realizando, por eso es un tema que no se pude dejar para mañana”, recalcó.
Sobre el censo que la administración estatal está realizando precisó que este 2019 se recaba información de los pecadores de los 15 puertos del estado y sus embarcaciones, pero para el próximo se censarán los vehículos que transitan con producto fresco en las carreteras del estado, así como las plantas procesadoras y bodegas.