Desaparecen y se fusionan dependencias como parte del plan de austeridad

Con el fin de ahorrar 100 MDP anuales, el Gobierno del Estado desaparecerá siete dependencias públicas que se fusionarán con otras como parte del plan de austeridad para 2020. Aseguran que no impactará negativamente en seguridad y obra pública, salud, educación y procuración de justicia

Ya se sabe. El año que viene Yucatán recibirá menos recursos por parte de la Federación y el Gobierno del Estado vuelve a ajustar el cinturón. Para eso reducirá la estructura administrativa mediante la fusión de siete entidades, con lo que se continúa con el plan de austeridad que implementa el gobernador Mauricio Vila Dosal. El ahorro será de 100 MDP anuales.

Estas siete dependencias gubernamentales que desaparecerán para fusionarse con otras, se suman a otras ocho que se fusionaron como parte de la reorganización que se realizó al inicio de la actual administración estatal. Desde el gobierno, aseguran que las acciones contempladas no impactarán negativamente en los servicios que se brindan a la comunidad en lo que respecta a seguridad y obra pública, salud, educación y procuración de justicia.

Las entidades que desaparecen para fusionarse son el Instituto de Becas y Crédito Educativo del Estado (Ibecey), la Junta de Asistencia Privada de Yucatán (Japey), la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del estado (Apbpy), la Casa de las Artesanías (Caey), el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey) y el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado (Icatey).

CÓMO QUEDARÁN

Para que cumplan que lo que ya estaban gestionando y trabajando, el Ibecey continuará con su labor de otorgar becas, créditos o apoyos a las personas con necesidades económicas para iniciar, continuar o concluir con su formación académica, a través de la Coordinación General de Becas que formará parte de la Secretaría de Educación del estado (SEGEY).

Asimismo, la Japey pasará a formar parte de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), en donde se integrará a la Subsecretaría del Bienestar Social, como un área dentro de la Dirección de Promoción y Participación Social.

De igual forma, la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Estado continuará con su labor de asistencia, pero ahora desde la Secretaría de Salud. Sus áreas jurídica y operativa se integrarán a la Dirección de Planeación y Desarrollo.

El fomento a la producción y comercialización de las artesanías yucatecas se fortalecerá al integrarse la Casa de las Artesanías al Instituto Yucateco de Emprendedores (IYEM), mediante la creación de la Dirección de Desarrollo Artesanal y la fusión de las áreas transversales de ambas entidades, permitiendo liberar recursos para ampliar las oportunidades de los yucatecos artesanos y emprendedores.

Como parte de esta reestructuración, los Institutos de Infraestructura Carretera (Incay) y para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey) quedarán incorporados al Instituto para la Construcción y Conservación de la Obra Pública (Inccopy) para transformarse en las Direcciones de Vías Terrestres, de Construcción y de Servicios Generales.

En este caso, se fusionarán todas las áreas transversales como es la administrativa, asuntos jurídicos y la de proyectos técnicos para optimizar así el desarrollo de las áreas especializadas y reafirmando con esto que la obra pública en Yucatán no se verá afectada en ningún sentido.

Por último, el Icatey pasará a formar parte de la Secretaría de Fomento Económico y Trabajo (Sefoet). En este caso en particular y por la relevancia que tiene esta entidad como enlace con la Federación en la materia, la plantilla docente, y mínima necesaria, continuará realizando sus funciones sustantivas desde el propio Instituto.