Depilación masculina, cada vez más común en Yucatán

Ya sea para sentirse más cómodos, por una cuestión de higiene o tan simple como verse bien, en Yucatán cada día es más normal que los hombres le digan adiós al bello de distintas partes del cuerpo y se depilen con cera. El tabú de la virilidad perdida por depilarse está en extinción, aquí abundamos sobre el tema

El calor ya se instaló y la época de playa y piscina está a la vuelta de la esquina. Por eso es normal que los negocios que ofrecen servicios de depilación ya empiecen a agendar citas a diestra y siniestra. Mostrar más “La cuerpa” –como dice un amigo- trae sus costos si queremos que se luzca sin bello.

No descubrimos la pólvora si les contamos que, desde hace un tiempo, la depilación con cera no es privativa de las mujeres. Hoy día en todas partes del mundo –incluso en Yucatán- los hombres gustan de verse sin bello. Y pagan para eso incluso más que las mujeres.

El tabú de que el hombre depilado pierde su virilidad ha desaparecido. Los hombres hoy quieren comodidad, higiene y una mejor apariencia a nivel estético. Para los deportistas la depilación es casi obligatoria ya que facilita los masajes de fisioterapia, es una medida de higiene y, para disciplinas como el ciclismo o la natación, estar depilado permite mejores resultados en la competición.

Sin embargo hoy día se acercan a los locales de depilación yucatecos que quieren verse más atractivos, prolijos y hasta rejuvenecidos con un pecho o una espalda sin pelo.

Según un estudio que realizó a nivel mundial la marca de afeitadoras Philips sobre hábitos de cuidado personal masculino, a los hombres les preocupa el pelo de genitales (66,8%), entrecejo (49%) y pecho (40,6%).

Te contamos el caso de Juan.Él tiene poco pelo en la cabeza, sin embargo pareciera que lleva una camiseta de bellos. A Juan la depilación le trajo comodidad, higiene y lo hace sentir y verse bien. Así se siente este yucateco de 35 años quien, desde hace un año, decidió decirle “Adiós” al bello de su torax y espalda y cada vez quiere ir por más. Ah, y a su pareja le encanta cómo se ve así, gracias a la depilación.

¿Qué buscan los hombres? ¿Qué prefieren depilarse? Sumario Yucatán platicó con la depiladora Alicia Baladez Hernández, de Depilseda, quien con más de tres años en este oficio, nos cuenta que la depilación masculina va en aumento, que la prefieren hombres de 25 hasta 50 años o más y que lo que buscan en general es sentirse más cómodos, más prolijos y más jóvenes sin bello.

“Los hombres se preocupan hoy día mucho más por verse bien y esto va en aumento. Hoy día en Depilseda, el 40% de nuestros clientes son hombres y el 60% mujeres. Las zonas que ellos más solicitan con depilación son oídos y fosas nasales, barba, pecho y espalda y las edades son variadas: vienen hombres a partir de los 25 años y hasta los 50”, detalla Alicia.

Aunque la depilación es más natural entre los hombres, hay zonas que todavía son tabú, como el famoso “brasileño”, que consta de la depilación total de la zona de los genitales.

“Muchos preguntan qué es el “brasileño”, pero no todos lo hacen. Los que lo prefieren, buscan comodidad, higiene y un aspecto físico distinto”, cuenta Alicia.

Le preguntamos a Alicia cuáles son las ventajas de depilarse con cera (en Depilseda usan resina de pino, un producto 100% orgánico y único en México).

“El rastrillo provoca irritación en la piel, da comezón, el bello crece inmediatamente y es más grueso, duro y daña la piel. La depilación debilita el folículo piloso, no irrita, el pelo tarda 90% más en crecer y lo hace más débil”, enumera.

Antes de depilarse, Alicia recomienda una buena exfoliación e hidratación con agua y crema, así el bello sale con más naturalidad.

“Después de depilarse, es fundamental una buena humectación y que los poros se cierren con algún agüita calmante o crema revitalizante, que normalmente usamos en Depilseda. La sensación es reconfortante”, concluye.

Depilseda está en Facebook e Instagram como “Depilseda Mérida”.- Cecilia García Olivieri.

(La portada es la pintura Adán y Eva, de Jan Gossaert).