Aumentaría un 2% el Impuesto al Hospedaje para dejar sin efecto los $35 por habitación de hotel

Del 3 al 5% se incrementaría el Impuesto al Hospedaje que viene a suplantar el Derecho para la Preservación del Equilibrio Ecológico que había propuesto el Gobierno del Estado, de $35 por habitación. Mientras tanto, hoteleros de Amhy van con otra propuesta al Congreso

A través de la Consejería Jurídica, el Gobierno del Estado envió al Congreso del Estado y a la Comisión de Presupuesto una modificación a la iniciativa de Ley de Ingresos para el año 2020. El aumento del 2% al Impuesto al Hospedaje suplantará al propuesto Derecho para la Preservación del equilibrio ecológico que se iba a recaudar por medio de un pago de $35 por habitación de hotel.

Esta adecuación surgió del diálogo entre gobierno estatal y sociedad, a través de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) de Mérida, que en sesión con su rama hotelera sugirió modificaciones.

Integrantes de Canaco reconocieron la difícil situación fiscal del gobierno del Estado como consecuencia del recorte federal de mas de 3,860 millones de pesos. También, de la urgente necesidad de fortalecer los mecanismos de recaudación con el objetivo de mantener los niveles de vida a los que están acostumbrados los yucatecos.

Con esos antecedentes, y con el fin de brindar mayor certeza al contribuyente y hacer más equitativo el mecanismo propuesto inicialmente, la fracción hotelera de la Canaco propone aumentar el Impuesto al Hospedaje que ya se contempla en la Ley de Hacienda del Gobierno del Estado.

“Con esto se protege a los hoteles más pequeños, ya que atiende el tema de proporcionalidad”, explica el consejero jurídio Mauricio Tappan Silveira y agregó: “Los hoteles tributarán en proporción a su capacidad. Este impuesto lo pagarán los turistas que llegan a Yucatán, no los hoteleros”, remarcó.

Por su parte, empresarios de la Asociación Mexicana de Hoteles en Yucatán (AMHY) enviaron hoy al Congreso una propuesta para incrementar el impuesto sobre las nóminas del 2.5 al 2.65% para que, explican, “Todas las empresas del estado contribuyan de una manera justa y equitativa a solventar el gasto público”.